Estrabismo del adulto

El estrabismo es un problema por el cual los ejes oculares no están paralelos o alineados con el objeto de fijación. Cuando un individuo ya ha alcanzado una visión binocular normal plena y sufre estrabismo, se denomina “estrabismo del adulto”. Se consideran “estrabismo del adulto” los casos que surgen a partir de finales de la segunda infancia, es decir, a partir de los 6-8 años.

¿Por qué se produce?

Muchos de los adultos que tienen estrabismo sufren esta afección desde la niñez, aunque de un modo controlado, lo que hace posible su compensación. De esta forma, la afección permanece latente durante un tiempo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el estrabismo del adulto tiene su origen en otras enfermedades, incluso de carácter general, como pueden ser:

  • Enfermedad tiroidea (enfermedad de Graves)
  • Miastenia Gravis (una enfermedad neuromuscular)
  • Traumatismos cefálicos
  • Diabetes mellitus
  • Tumores del sistema nervioso central
  • Accidentes cerebrovasculares. Infartos o hemorragias cerebrale

Ocasionalmente, puede aparecer pérdida del paralelismo y afectación de la motilidad ocular tras la realización de cirugías oculares o en las estructuras que rodean el ojo, como pueden ser la cirugía de cataratas, la cirugía del desprendimiento de retina, la cirugía de párpados, etc. Esto se produce debido a una afectación indeseada de los músculos extraoculares durante estos procedimientos.

Cabe destacar que también puede producirse una desviación en un ojo debido a la baja visión. Es lo que se denomina “estrabismo sensorial”.  En este caso el paciente NO tiene visión doble y el estrabismo es consecuencia de la mala visión monocular y NO su causa.

NO ESPERES MÁS Y RESERVA TU HORA